Saltar al contenido

¿Curar las heridas con nuestra propia sangre?

Parece que esta es la última línea de investigación para cerrar nuestras heridas, se trata de un estudio de la Universidad de Minesota y que sería muy útil a la hora de cerrar heridas sin dejar cicatrices, sobre todo para aquellas operaciones por ejemplo de cirugía estética, además de ser muy útil para aquellos pacientes que tengan problemas a la hora de cerrar sus heridas.


Se trata de un gel de plaquetas autólogo (hecho con plaquetes del mismo paciente que tiene la herida) y su resultado en un estudio preliminar es que cura las heridas de forma más rápida y de manera completa.


Investigadores estadounidenses evaluaron la efectividad de un gel hecho a partir de plaquetas (partículas importantes para la coagulación sanguínea) de la sangre de ocho hombres y mujeres sanos de 21 años o más. Primero, los investigadores hicieron cinco heridas de 4 milímetros (un octavo de pulgada) a 3 centímetros de distancia en la parte superior de ambos muslos de todos los voluntarios.


El gel de plaquetas autólogo (del mismo paciente) se aplicó sobre las heridas en una pierna, mientras que la pomada antibiótica o vendaje se aplicó en las heridas de la otra pierna. Las heridas fueron monitorizadas por seis meses, y se realizaron biopsias en la piel de cada pierna al final de ese tiempo.


Después de 17 días, las heridas tratadas con el gel de plaquetas autólogo se habían cerrado en más de un 81 por ciento, en comparación con las heridas tratadas con pomada antibiótica o vendaje, que se cerraron en un 57 por ciento.


Ninguno de los participantes desarrolló infecciones, y no hubo eventos adversos.