Saltar al contenido

Cúrame despacio que tengo prisa

Todos sabemos lo mal que funcionan los servicios públicos en este país. Nuestro presidente se empeña en aprobar ayudas sociales que solo sirven para hacerse publicidad y ganarse unos cuantos votos para las elecciones, pero a la hora de la verdad, los servicios públicos y sociales de este país son casi tercermundistas.

Si además nos referimos al caso de la Sanidad, además de ser pésimos, nos encontramos con enormes diferencias entre comunidades autónomas, al ser una competencia que tienen transferidas todas las comunidades.

Vamos a centrarnos en el caso de la Comunitat Valenciana. Sí, esa comunidad de ensueño, en la que se celebran la America’s Cup, la Volvo Ocean Race p o el G.P. de Fórmula 1 de Valencia.

Hoy domingo día 21 de septiembre he accedido a la web de la Conselleria de Sanitat para solicitar cita para mi médico de atención primaria y resulta que no me dan cita hasta el lunes día 29. ¡Ocho días de espera para que pueda verme un médico de atención primaria!. Nada que si tengo un resfriado, o una gripe, cuando vaya al médico ya estaré curado…

Centro Salud Carrús (Elche)

Y no es una casualidad tener que esperar tanto, ni para ese médico, ni en ese centro de salud. Al igual que ocurre en el Centro de Salud de Carrús (Elche), ocurre lo mismo en el Centro de Salud de Aspe. Ocho días de espera para que te pueda ver un médico de atención primaria.

Centro Salud Aspe

Al final lo que consiguen con esto es colapsar todavía más los servicios de urgencias, ya que para cualquier que sea semiurgente tienes que desplazarte al hospital. Otro efecto es que los ciudadanos tengamos que contratar seguros de salud privados, ya que si para poder visitar al médico de atención primaria se tarda una semana, para someterse a una intervención quirúrgica o realizar algunas pruebas se puede estar en lista de espera durante varios años.

En fín, que la Consellería de Salut de la Comunidad Valenciana hace bueno el refrán de “cúrame despacio que tengo prisa” (¿o era vísteme…?).