Saltar al contenido

Cosas que debes saber sobre la pancreatitis y cómo evitarla

El páncreas es un órgano poco conocido, sin embargo su función es muy importante para nuestro cuerpo y es el responsable de patologías muy importantes y frecuentes, como la diabetes.


Se encuentra detrás del estómago y su actividad consiste básicamente en segregar sustancias que realizan la digestión e insulina, la hormona responsable de que el alimento pase de la sangre a las células.


Una pancreatitis es una inflamación de este órgano que puede presentarse en dos formas: aguda (aparece de repente) o crónica (permanece durante mucho tiempo).


La pancreatitis es conocida por ser muy dolorosa, con dolor abdominal en un 95% de los casos. El dolor se localiza en la parte alta del abdomen y lo rodea, pasando en casos graves hacia la espalda. En la pancreatitis crónica este dolor aumenta después de las comidas y con bebidas alcohólicas, y mejora al tumbarse boca abajo y flexionar el tronco hacia delante, en algunos casos hay incluso vómitos y nauseas.


Las razones fundamentales por las que se produce son:



  • en un 50% de los casos agudos que la salida de piedras de la vesícula biliar obstruya los conductos que salen del páncreas

  • en un 25% de los casos agudos se debe a el consumo de alcohol, alcohol que además es la causa principal de las pancreatitis crónicas

  • en otros casos, aunque en menor grado, también puede deberse a nuestra dieta, al tomar alimentos muy ricos en grasas

  • otras razones son: infecciones, algunos fármacos o traumatismos en el abdomen

Como veis las causas son en en muchos casos evitables con un estilo de vida adecuado, simplemente con una buena dieta, no consumir alcohol de forma exagerada y no comer muchos alimentos grasos puede ayudarnos a evitar la mayoría de estas inflamaciones, pero si no has llegado a tiempo a cuidarte, y ya la tienes para tratarla vas a tener que ingresar en el hospital para seguir un control, en los casos crónicos el tratamiento se basa en una buena alimentación y eliminar el alcohol, en el caso de que se trate de una obstrucción habrá que retirar la -o las- piedras.