Saltar al contenido

Consejos para seguir a la hora de pintar

Hasta las cosas más sencillas pueden dañar nuestra salud si no las hacemos de manera adecuada, es el caso de pintar una habitación o un mueble. Exponerse a las pinturas de manera irresponsable puede ser tóxico, no hace falta decir que más aún si los que se exponen son niños o personas mayores.


Seguro, que si realizais este tipo de trabajos con frecuencia, alguna vez habeís tenido dolor de cabeza o sentido mareos, todo ello es fácilmente evitable si seguimos algunos consejos:



  • si vas a pintar un mueble intenta siempre hacerlo en el exterior, si no puedes, o lo que vas a pintar es una habitación hazlo siempre con las ventanas abiertas

  • siempre es importante que el cuarto esté bien aireado, pero sobre todo si utilizas pinturas al disolvente, si no puedes, porque el cuarto no tiene ventanas por ejemplo, intenta pasarte a las pinturas acrílicas al agua


  • protegete las manos con guantes desechables de PVC de vinilo en lugar de los de goma tradicionales, que absorben más los olores

  • si lijas un mueble, o empleas un decapante químico ponte una mascarilla de tela o átate un pañuelo de tela sobre la nariz y la boca, el polvillo o los productos tóxicos pueden provocarte mareos o vómitos si entran en tus vías respiratorias, y producir una intoxicación generalizada

  • intenta no pintar ni lijar cuando los niños estén en casa para ellos la toxicidad es mayor

  • si están en casa al menos intenta que no estén en el lugar donde pintas y recólelo todo antes de que pasen por ahí, incluidos los restos de pintura o el polvo