Saltar al contenido

Cómo su empresa puede atraer y mantener el talento milenario

Atraer y retener el talento de la generación del milenio ha sido un reto importante para muchas organizaciones. Como empleador, es importante saber qué es lo que atraerá a esta generación de empleados y ajustar sus prácticas de reclutamiento y capacitación en consecuencia. Al adaptarse a la nueva forma de pensar que los milenarios traen al lugar de trabajo, mantenerse en sintonía con las cosas que valoran y crear oportunidades de aprendizaje a lo largo de la carrera, las empresas de contabilidad pueden atraer, desarrollar y retener el talento milenario calificado.

Sobre la base de una serie de estudios de milenios realizados por destacadas empresas mundiales de contabilidad y asesoramiento, se pueden identificar y aprovechar varias tendencias y prácticas óptimas.

Cómo su empresa puede atraer y mantener el talento milenario
Cómo su empresa puede atraer y mantener el talento milenario

Todo comienza con el reclutamiento efectivo

Establecer su práctica como un destino atractivo es un primer paso importante para reclutar talentos milenarios. Millennials quiere que les des una razón para estar interesados en tu negocio â?” prefiriendo unirse a organizaciones que ellos ven como beneficiosas para la sociedad y el medio ambiente, no sólo sus chequeras. Estar involucrado en actividades de caridad, patrocinios culturales y eventos para establecer contactos es la clave para atraer el talento milenario. Destacar sus obligaciones ambientales y sociales también hace que su marca sea más deseable. Los medios sociales, como LinkedIn, Facebook y Twitter, son herramientas importantes para desarrollar la marca de su práctica.

Los milenios también esperan honestidad y apertura en el lugar de trabajo. La transparencia es crucial, comenzando con el proceso de entrevista. Las empresas que insisten en el estilo â??Necesidad de saberâ? de la comunicación encontrarán que su reserva de talento milenario se agota rápidamente.

En ciertos casos, puede parecer que los milenarios también hacen hincapié en su desarrollo personal por encima de las necesidades organizativas a corto plazo de la empresa. No se trata necesariamente de una visión egocéntrica, ya que puede derivarse de la creencia de que esas acciones les permitirán tener un impacto directo y positivo en la organización a largo plazo.

Los milenarios también desean flexibilidad en cuanto a dónde, cuándo y cómo trabajan. Tienden a preferir organizaciones que les permitan aprovechar la tecnología para realizar sus tareas de manera no tradicional o a medida. Una empresa que les ofrezca oportunidades de crecimiento profesional, junto con la flexibilidad en los medios para lograrlo, tendrá una gran ventaja a la hora de reclutar y retener a los mejores talentos.

Cómo retener y desarrollar el talento milenario

Como cualquier otro empleado, los recién contratados milenios reciben orientación y se incorporan. Sin embargo, los milenios tienen mayores expectativas de desarrollo profesional que las generaciones anteriores. Creen que el entrenamiento debe ser enfocado, personalizado y dirigido hacia el avance de su carrera y el desarrollo personal.

Los planes de crecimiento individual son fundamentales para desarrollar el talento de manera que sea mutuamente beneficioso para el individuo y la organización. La creación de dichos planes en colaboración con un entrenador o mentor permite al individuo tomar el control del desarrollo de su carrera, asegurando al mismo tiempo que esté alineado con los objetivos de la organización. También es necesario incluir hitos sustanciales, como la obtención de una certificación o un título avanzado de la industria, que se ajusten al desarrollo de la carrera del individuo.

Los milenarios, generalmente, prefieren aprender haciendo. Por lo tanto, la capacitación interactiva y la experiencia en la resolución de problemas del mundo real les atrae. Emparejar a milenios inexpertos con ejecutivos experimentados, que pueden proporcionar orientación y retroalimentación regular, es una técnica de desarrollo eficaz.

Los milenios quieren entender claramente cómo la labor que están realizando repercute en su organización en su conjunto, y cómo sus ideas pueden comunicarse a la administración y aplicarse potencialmente. Para ayudar a los individuos a comprender los objetivos más amplios de la organización es necesario que los empleadores ofrezcan una experiencia de trabajo diversificada que promueva la interacción con los colegas que desempeñan otras funciones. Los milenios prosperan gracias a este tipo de amplia experiencia laboral y a la acción colaborativa. Los programas de rotación que proporcionan exposición a múltiples áreas funcionales y el trabajo en equipos interdisciplinarios de varios niveles mejoran la experiencia laboral y pueden mejorar el nivel de retención del talento milenario.

Además, si bien es innecesario â?” y bastante poco práctico â?” incluir todos los recursos en las decisiones de organización de alto nivel, es importante proporcionar una justificación clara y concisa de esas decisiones. Esto aumentará el compromiso de la organización y preparará a su equipo para las decisiones difíciles que tendrán que tomar como la próxima generación de líderes.

Por último, las revisiones anuales ya no son suficientes. Las organizaciones que proporcionan información regular, oportuna y detallada son muy atractivas para los milenarios, ya que les permite corregir el rumbo según sea necesario. La retroinformación debe ser una combinación de discusiones informales, en el trabajo y entrenamiento, así como exámenes más formales basados en hitos o proyectos. Es importante comprender que no sólo es la sustancia de la retroalimentación, sino también su entrega, lo que causará una impresión. La retroalimentación informativa que tenga en cuenta la toma de decisiones a gran escala será la que tenga mayor impacto.

En conclusión, para atraer y retener a los talentos milenarios se requiere un cambio significativo en la forma en que las organizaciones consideran los recursos más jóvenes. Los milenarios ven a los colegas más experimentados no sólo como posibles mentores, sino también como pares, y quieren ser tratados como tales. Comunicar eficazmente los objetivos de la organización y la forma en que el individuo encaja en ellos es un gran primer paso para atraer el talento. Si se permite que los milenios se desarrollen a través de trayectorias profesionales individualizadas con el apoyo y la orientación de los lÃderes de la organización, se mantendrá su crecimiento, tanto el de la organización como el de sus propias carreras.

Desarrollar a estos individuos para que se conviertan en la próxima generación de líderes organizacionales es una tarea tremenda, pero puede que descubra que su perspectiva y los conocimientos que aportan son clave para impulsar su organización hacia el éxito futuro.

Sobre los autores:

Robert Cummings, CPA, es socio; Sheila Grice, CPA, es gerente; y Nicole Modzelewski, EA, es contadora fiscal senior en WeiserMazars LLP.