Saltar al contenido

Cómo navegar por los posibles escollos de la auditoría

Un nuevo informe de Thomson Reuters Checkpoint sobre cómo evitar la auditoría y atestiguar las deficiencias, compara el potencial de problemas con el senderismo en rocas resbaladizas y húmedas.

Esté o no de acuerdo con la metáfora, 4 Formas de Evitar las Deficiencias de Auditoría y Atestado ofrece indicadores sobre las “rocas húmedas que podrían estar al acecho en su pista de auditoría y atestado y le ayudan a navegar por ellas o sobre ellas”.

Cómo navegar por los posibles escollos de la auditoríaCómo navegar por los posibles escollos de la auditoría

Así que, coge tu mochila y los palos, y vámonos.

1. Aprende de los problemas que otros han enfrentado. Las prácticas que hacen auditorías y atestiguan los compromisos deben tener revisiones de pares cada tres años. El Instituto Americano de Contadores Públicos (AICPA) recopila revisiones de pares y publica las deficiencias comunes.

En el informe se citan las siguientes cuestiones y deficiencias que se encuentran en la mayoría de los encargos de auditoría:

  • No se documentan ni se realizan procedimientos de planificación.
  • Documentación insuficiente de los procedimientos analíticos preliminares.
  • Los servicios no atendidos deben cumplir con el ET 1.295 del Código de Conducta Profesional de la AICPA para permanecer independientes. Tales servicios incluyen la preparación de declaraciones de impuestos, contabilidad y consultoría.
  • No se documentó el examen de la norma de auditoría del grupo cuando se auditó una unidad de componente.
  • Identificación y evaluación inadecuadas de los riesgos y elaboración de un plan de auditoría detallado.
  • No desarrollar un programa de auditoría que sea pertinente para un cliente específico.
  • Errores de contabilidad, como la clasificación incorrecta de la deuda a largo plazo y la contabilización de una transacción.
  • Omisión de información sobre las transacciones con partes vinculadas, las asignaciones de valoración, las condiciones y vencimientos de la deuda, las cuestiones relativas al impuesto sobre la renta y las principales concentraciones.
  • Informes que no se ajustan a las normas de auditoría o que tienen otros errores. Esto puede incluir no revelar las desviaciones de los GAAP y la presentación de información complementaria.

2. Planificar el compromiso de la auditoría. La planificación implica una estrategia, y eso varía según el tamaño y la complejidad de la organización y la comprensión que el auditor tenga de ella. El plan también debe incluir siempre una evaluación de riesgos, que “puede proporcionar pruebas de auditoría sobre afirmaciones pertinentes relacionadas con los saldos de las cuentas, las clases de transacciones o las divulgaciones”, indica el informe.

3. Estén atentos y sean precavidos con los nuevos requisitos. El informe advierte que la Declaración de la AICPA sobre las Normas para los Compromisos de Atestación (SSAE) 18, que se publicó en abril de 2016, incluye “cambios significativos para los compromisos no tradicionales, como los compromisos de procedimientos y exámenes acordados”.

El SSAE 18 será efectivo para los informes con fecha de 1 de mayo o posterior. También afecta a las cartas de compromiso para los informes con fecha de 1 de mayo o posterior, incluso si las cartas de compromiso se emiten antes de esa fecha, según el informe. Por lo tanto, antes de comenzar un compromiso, considere cuándo se espera que se publique el informe.

Además, los auditores deben estar al tanto de las aproximadamente 30 nuevas normas publicadas por la Junta de Normas de Contabilidad Financiera en los últimos 18 meses. Varias de esas normas de contabilidad han retrasado las fechas de entrada en vigor, como el reconocimiento de ingresos y los arrendamientos.

“Aunque esas normas no se aplican a las auditorías este año, es necesario conocer al menos las principales disposiciones de las actualizaciones de las normas de contabilidad para poder empezar a evaluar su efecto en los clientes”, afirma el informe. “Tal vez convenga empezar a considerar los clientes que se verán más afectados por las nuevas normas, como los clientes con importantes compromisos de arrendamiento operativo (especialmente si tienen deudas con pactos que podrían no cumplirse si se registra un gran pasivo en el balance) y las industrias con contratos complejos con clientes que se verán más afectados por la norma de reconocimiento de ingresos”.

4. Utilizar los recursos disponibles. Si presta servicios de auditoría y certificación, debe utilizar los recursos apropiados que estén a su disposición, según se indica en el informe.

“Al acercarse la temporada alta, es fundamental que los auditores conozcan estas áreas de riesgo y estén bien preparados para abordarlas de manera efectiva”, dijo Scott Spradling, Contador Público, vicepresidente del segmento de Auditoría y Contabilidad dentro del negocio de Impuestos y Contabilidad de Thomson Reuters, en una declaración preparada.