Saltar al contenido

Cómo mejorar la próxima temporada de impuestos

No es ningún secreto que las últimas semanas han sido agotadoras debido a las muchas noches en la oficina y a las interminables conferencias telefónicas con clientes ansiosos. Durante una temporada alta, es difícil concentrarse en lo que realmente importa a tus clientes.

Aunque siempre necesitarán y apreciarán su experiencia contable, el verdadero valor reside en los otros 364 días del año y, más específicamente, en el sólido asesoramiento comercial que usted proporciona. Cuando reflexione sobre la temporada de impuestos de este año y se prepare para los meses venideros, considere seguir las siguientes estrategias no sólo para minimizar el estrés hasta el 15 de abril de 2017, sino también para añadir valor a los negocios de sus clientes durante todo el año.

Cómo mejorar la próxima temporada de impuestos
Cómo mejorar la próxima temporada de impuestos

Promoción y venta cruzada de servicios adicionales

La temporada de impuestos es a menudo el momento en que las pequeñas empresas buscan la ayuda de un contador por primera vez, y es un punto de partida para su relación. Una vez terminada la temporada, recomiende sus servicios de consultoría durante todo el año, tomando la información que recopiló de la preparación de impuestos y compartiendo ejemplos de los consejos de negocios sólidos que podría ofrecer regularmente.

Además, tómese el tiempo en los meses previos a la temporada del próximo año para construir una fuerte presencia en los sitios de medios sociales, ofreciendo asesoramiento no sólo sobre cómo minimizar la responsabilidad fiscal de las empresas, sino también sobre los servicios de consultoría empresarial que ofrece. Para empezar, únase a grupos específicos de LinkedIn, incluyendo el Club de Finanzas, Finanzas Plus y Profesionales de Contabilidad y Finanzas. Si los clientes potenciales lo ven como un experto y asesor, es más probable que lo contraten y confíen en que usted tendrá en cuenta sus mejores intereses.

Entender al cliente

Mostrar una verdadera comprensión de la verticalidad de los negocios y la industria de un cliente ayudará mucho a ganar credibilidad. Un verdadero asesor comercial aprende los detalles de la industria de un cliente antes de trabajar con él, y se mantiene actualizado en el mercado mucho más allá del compromiso inicial para asegurar el valor del cliente a largo plazo.

Al interesarse por los negocios de sus clientes, estará mejor equipado para proporcionarles las herramientas que necesitan para tener éxito, al tiempo que muestra lealtad y un sentido de camaradería en equipo. Si se hace correctamente, estarás en posición de asesorar a los clientes con mayor precisión, ofrecerles consejos financieros específicos en los que puedan confiar y ayudarles a tomar decisiones mejor informadas que, en última instancia, tendrán un impacto en sus resultados.

Evaluar las tecnologías emergentes

Ahora es el momento de reflexionar e identificar dónde su práctica está experimentando cuellos de botella. Estos cuellos de botella pueden adoptar muchas formas, como la información que no se comunica adecuadamente a un cliente, la incapacidad de completar correctamente los impuestos de manera oportuna para un cliente, o la confusión dentro de la oficina.

Hacer un seguimiento de dónde se queda corta la solución de gestión de la práctica actual en la temporada de impuestos y en torno a ella pone de relieve la oportunidad de buscar nueva tecnología para contrarrestar esos cuellos de botella.El software debería ayudar a un negocio a racionalizar y permitirle colaborar sin problemas con los clientes durante todo el año.

El software de gestión de prácticas basado en la nube permite una fácil colaboración con los clientes y da acceso a la información comercial en tiempo real a todos los usuarios. Los contadores pueden ahora asumir el papel de asesores de negocios, en lugar de sentarse en la oficina de atrás a esperar que se hagan preguntas.

En resumen, el tiempo “lento” después de la temporada de impuestos es la oportunidad perfecta para cimentar sus capacidades más amplias a los ojos de los clientes y prospectos.