Saltar al contenido

Cómo las nuevas contrataciones pueden causar una buena primera impresión

Todos sabemos que la primera impresión es importante, pero ¿cuánto tiempo se necesita para hacer una buena impresión al empezar un nuevo trabajo?

La mayoría (54 por ciento) de los directores financieros dijeron que los nuevos contratados tienen de uno a menos de tres meses para dar esa buena impresión y probarse a sí mismos, según una encuesta de 2.200 jefes de finanzas realizada por Robert Half Finance & Accounting. Otro 9 por ciento de los directores financieros esperan que los profesionales recién contratados dejen su huella en menos de 30 días.

Cómo las nuevas contrataciones pueden causar una buena primera impresión
Cómo las nuevas contrataciones pueden causar una buena primera impresión

“Una buena primera impresión comienza antes de que tu nuevo puesto lo haga”, dijo Paul McDonald, director ejecutivo de Robert Half, en una declaración escrita. “Durante el proceso de entrevista, los candidatos deben preguntar qué se espera en los primeros 90 días, y los nuevos contratados deben llegar al puesto con conocimiento de la empresa, la competencia y cómo hacer el mayor impacto. No necesitas saberlo todo, pero los gerentes esperarán que te pongas al día en poco tiempo.”

También recomendó que los nuevos contratados traten de reunirse con el mayor número de personas de la empresa lo antes posible.

“Comprender sus funciones y prioridades les permitirá empezar a añadir valor de inmediato”, añadió McDonald.

Robert Half Finance & Accounting ofrece los siguientes tres consejos para la primera impresión:

Do’s

1. Aparece temprano. 2. Llega antes de lo previsto para darte tiempo a instalarte, revisar tu calendario y organizar tu día.

2. Pida ayuda. 3. Busca ayuda si la necesitas. 3. Solicite un registro semanal con su jefe para obtener información sobre su progreso y discutir el entrenamiento adicional. 3. Sé una esponja de información.

3. Diga “gracias”. Ningún gesto de ayuda es demasiado pequeño para justificar el agradecimiento. Mostrar una gratitud sincera va mucho más allá y hará que los compañeros de trabajo te echen una mano en el futuro. Y, por supuesto, devolver el favor cuando acudan a ti en busca de ayuda.

No

1. No te aísles. 2. Invita a tus colegas a almorzar o a tomar un café para hacer contactos y conocer sus trabajos. A medida que aprendas más sobre su trabajo, busca maneras de ayudarlos.

2. No balancees el barco. 3. Evita empezar tu mandato solicitando un horario flexible o tiempo extra – que debería haber sido manejado durante el proceso de negociación. Además, observe la cultura corporativa y modele su comportamiento en consecuencia.

3. No seas un sabelotodo. Resiste el impulso de pregonar cómo se hacían las cosas en tu organización anterior. En vez de eso, aprenda a hacerlas a la manera de su nueva firma antes de sugerir cualquier cambio.