Saltar al contenido

Cómo hacer una encuesta atractiva para sus clientes

¿Cómo va tu práctica? Probablemente pienses que tienes un buen manejo de cómo van las cosas, pero podrías estar un poco fuera de base y, en algunos casos, totalmente equivocado.Sólo porque no escuches quejas muy a menudo no significa que tus clientes estén completamente satisfechos. Por otro lado, puede que se sorprenda gratamente al saber que los servicios de su empresa son más apreciados de lo que le han hecho creer.

Entonces, ¿cómo averiguas lo que realmente está pasando? Una técnica de marketing inteligente es enviar una encuesta o cuestionario a los clientes. Ahora que la temporada de impuestos ha concluido, y su empresa ya no está bajo el arma, podría ser el momento perfecto para hacerlo. No sólo recibirá comentarios que pueden resultar en mejoras y ajustes beneficiosos, sino que sus clientes probablemente apreciarán el esfuerzo.

Cómo hacer una encuesta atractiva para sus clientes
Cómo hacer una encuesta atractiva para sus clientes

Pero no te limites a escupir un correo electrónico o una postal con las primeras preguntas que te vengan a la cabeza. Dedique algo de tiempo a desarrollar una encuesta que sea significativa y que pueda generar respuestas valiosas.

Aunque las necesidades de cada empresa varían, aquí hay siete sugerencias básicas que pueden ser útiles.

1. La adulación te llevará a todas partes. Empieza con la premisa básica de que a la gente normalmente le gusta que le pregunten sus opiniones. Hazle saber a tus clientes que lo que tienen que decir sobre tu práctica es importante para ti. (¡Y debería serlo!) Explica por qué estás haciendo el cuestionario en tu introducción. Para reforzar la participación, puede ofrecer un incentivo, como premios basados en un sorteo.

2. Mantenlo simple, estúpido. No hagas que la encuesta parezca tan complicada que la gente no quiera rellenarla. Mantén las preguntas cortas y dulces. Por lo general, es mejor proporcionar varias preguntas que permitan respuestas de “sí” o “no”, o calificaciones del 1 al 10. Luego puedes concluir con una o dos solicitudes abiertas que den a los encuestados la oportunidad de expresar sus quejas o hacer otros comentarios.

3. Apelar a los sentidos. Un cuestionario simple de Jane en blanco y negro con poco o ningún diseño es más probable que sea descartado que uno con colores y algo de arte. Sobre todo, que sea fácil de leer, con un tipo de letra tradicional, y aún más fácil de rellenar. Nadie quiere trabajar demasiado para completar una encuesta que le quita tiempo de su ocupado día.

4. Establezca las prioridades. Lo óptimo es que pongas las preguntas que más quieres que te respondan al principio de la encuesta o que las hagas destacar del resto del paquete. Por el contrario, puedes incluir una sección con preguntas opcionales que no te parezcan tan críticas. Si tienes que eliminar algunas preguntas extrañas, hazlo.

5. Simplifica los retornos. Si desea que las respuestas sean devueltas por correo postal, incluya un sobre con la dirección del remitente junto con la encuesta impresa o una tarjeta postal prepagada. Alternativamente, puede configurar las cosas para que su correo electrónico sea devuelto automáticamente. Sepa esto: Si los clientes se ven obligados a encontrar un sello (por el que tienen que pagar) y escribir una dirección de retorno, las respuestas serán suprimidas.

6. Ofrecer una segunda oportunidad. No te conformes con un simple envío inicial o una explosión de correo electrónico. Continúa enviando un amable recordatorio sobre cómo completar y devolver la encuesta. Si no puedes podar la lista para eliminar a los que ya han respondido, incluye una frase en la que te disculpes con este grupo.

7. No mantengas los resultados en secreto. 8. Finalmente, comparte todo lo que puedas con tus clientes y hazles saber lo que harás en reacción a sus respuestas. Esta encuesta debería ser más que sólo palabrería, mostrar que te importa. Esto le hará ganar el cariño de sus clientes, así como fomentar la participación en futuras encuestas.