Saltar al contenido

Clasificación del gasto

Siempre tenemos la necesidad de consumir bienes y servicios, por lo que gastar constituye una acción inevitable. Es por esta razón que es importante clasificar el gasto en tres (aunque cada quien puede hacer una clasificación propia de sus gastos dependiendo de sus necesidades). Ésta constituye la clasificación más simple y la utilizada en la sección de planeación financiera.

Gastos fijosLo constituyen los gastos que son iguales siempre. De antemano sabemos que los tendremos y por definición no cambian en el corto plazo. Dentro de estos encontramos, los pagos del alquiler, pagos de préstamos o hipotecas, pagos de colegio o universidad.Gastos variablesComo su nombre lo indica, los gastos variables son aquellos que no pueden ser definidos previamente y por tanto cambian mes a mes. Dentro estos gastos encontramos por ejemplo, los gastos por entretenimiento, vestido y gasolina.Gastos inesperadosEs una buena práctica definir una sección dentro del presupuesto que prevea para cualquier eventualidad. Y aunque no siempre se vayan a utilizar estos fondos es necesario verlo como un gasto para así no utilizar estos fondos para otra finalidad. Dentro de estos gastos encontramos, enfermedades, accidentes, etc.

No existe una relación perfecta sobre la proporción que debe haber entre cada uno de este tipo de gastos, aunque lo aconsejable es que los gastos fijos se mantengan lo más bajo posible y que sepamos en cuanto y en que se gasta la parte variable.