Saltar al contenido

Casarse es bueno para la salud… aunque parezca mentira

Seguro que a más de uno le da un susto, pero el caso es que según un estudio realizado recientemente lo del matrimonio son todo beneficios…


Según las encuestas realizadas a los sujetos de estudio lo que para la mayoría suele ser lo peor del matrimonio nuestra salud nos lo agradece: salir menos y es que, como los casados salen menos también son menos propensos a beber en exceso o fumar.


Eso sí, los casados tienen a ser más gorditos (va a ser verdad eso de que las mujeres se “dejan” después de casarse y que a los hombres les sale la típica barriguita cervecera de “tirarse” a ver si futbol) aunque tienen mejor salud cardiovascular.


Así que ya sabéis, ¡¡todo el mundo a pasar por el altar!! Porque hay otra cosa curiosa, que es que, según el estudio las parejas que no se casan sino que viven juntos durante largos periodos de tiempo no tienen estos beneficios… curiosa paradoja.