Saltar al contenido

Qué es el Capitalismo

El capitalismo se define como un sistema económico y social (socio-económico) el cual se basa en la propiedad privada de los medios de producción en la importancia del capital como principal generador de riquezas.

Teniendo en cuenta que un sistema económico es  una estructura en la cual se organiza, distribuye y consume la actividad económica de una nación, la producción de bienes y servicios.

Aclarando un poco el concepto, en el sistema económico capitalista, los medios de producción como pueden ser fábricas, talleres, supermercados, materia prima, maquinaria y entre muchos más rubros, son privados. Esto implica que pertenecen a individuos o empresas y no al estado, encargándose ellos de producir los bienes y servicios indispensables y necesarios a la sociedad para la subsistencia y avance de la misma.

Existen diversos factores de producción que al combinarse logran la producción correcta de bienes y servicios, dichos factores son: la tierra, el capital y el trabajo.

Cuando hablamos de tierra, hacemos énfasis en los recursos naturales, como por ejemplo la tierra cultivable, recursos minerales, agua y otros.

El capital no solo engloba el dinero, también lo complementan elementos como edificaciones, maquinaria,  herramientas, equipos industriales y demás, finalmente el trabajo que incluyen capacidad físicas e intelectuales del ser humano, en este caso trabajadores.

El resultado de toda la producción tiene como objetivo cubrir las necesidades de la sociedad, que a su vez podrá acceder a ellos a través del mercado.  El funcionamiento del mercado y las interacciones entre oferta y demanda, promueven la competencia entre los productores en diferentes ámbitos como lo es el precio, cantidad y calidad de los productos que ofrecen.

Los empresarios, tendrán la obligación de pagar cierta parte del dinero obtenido al estado (impuestos), este a su vez tendrá que imponer ciertas leyes y normas a todas las empresas para tratar de que la competencia sea lo más justa posible, establecer un marco jurídico para que el mercado funcione correctamente y mejorar la distribución del ingreso con el fin de evitar desigualdades y garantizar una vida digna a su población.