Saltar al contenido

Beber moderadamente ayuda a enlentecer la pérdida de funciones cognitivas

Por desgracia la edad nos afecta en todos los sentidos, incluida nuestra capacidad cognitiva, todos conocemos la demencia senil que afecta del 30 al 50% de las personas mayores de 80 años.


Un estudio realizado en Italia y publicado en el último número de la revista Neurology afirma que beber cantidades moderadas de alcohol diariamente tiene efectos beneficiosos sobre este deterioro.


Se estudió la aparición de daños cognitivos en 1445 individuos, y la evolución de la demencia en 121 pacientes, todos ellos entre 65 y 84 años.


Tras los 3 años y medio que duró el estudio han concluido que el consumo de alcohol no tiene que ver con la aparición de los daños, pero que, una vez aparecido estos, las personas que toman una pequeña cantidad de alcohol al día reducen el riesgo de demencia un 85% en relación a los que no lo toman, la verdad es que uin 85% no resulta nada despreciable.


¡Ah! con cantidad moderada se refiere a unos 15 gramos de alcohol al día, o sea, una bebida al día, un vasito de vino, una cervecita,… que hay quien cree que beber moderadamente es lo que no es o que lo pueden acumular y tomarse el fin de semana las 7 cervezas de la semana seguidas… ¡y no!.


Si quereís leer el artículo completo teneís acceso en el link de abajo de la revista Neurology.