Saltar al contenido

Beber en el embarazo aumenta el riesgo de partos prematuros

Supongo que no os digo nada nuevo si digo que no se debe beber durante el embarazo ya que puede tener consecuencias en el bebé, pero sí si os digo que una de esas consecuencias es el riesgo del parto prematuro.


Se ha realizado un estudio en en 3130 mujeres embarazadas a las que se estudió su consumo de alcohol, cocaína y tabaco, de ellas 66 tuvieron un parto extremadamente prematro, 462 prematuro y 2.602 tuvieron un parto normal.


Según las conclusiones las mujeres que toman alcohol durante el embarazo incrementan su riesgo de tener partos extremadamente prematuros (de menos de 32 semanas) especialmente cuando esas mujeres tienen más de 30 años. También pasa cuando se consume cocaína, pero no cunado se trata de cigarros, que tienen otras muchas consecuencias.