Saltar al contenido

74 Consejos para aprender a ser más inteligente

Mientras que todos podemos seguir nuestros propios objetivos en una vida, la búsqueda de un propósito a través de la mejora de uno mismo y el conocimiento es uno de los grandes unificadores de la humanidad. El pensamiento progresivo es la columna vertebral del progreso de la sociedad. Los grandes visionarios y sus búsquedas de conocimiento han inspirado la mayoría de las maravillas modernas en las que confiamos hoy en día. Aunque el proceso de buscar un propósito en su vida puede no parecer tan universal o consecuente como el de Einstein, es crucial encontrar la manera de aprender de una forma que funcione para usted, lo que puede conducir a una mayor autoconciencia y sabiduría -sin mencionar un nuevo trabajo, una mejor paga, un nuevo hobby o simplemente el conocimiento por el conocimiento-, lo que sea importante para usted como objetivo final.

Esta marca de introspección y conocimiento no se adquiere necesariamente a través de medios tradicionales, y las técnicas de aprendizaje que mejor funcionan pueden diferir de una persona a otra. De hecho, algunos de estos consejos pueden sorprenderte. Imagina todas las formas en que puedes haber estado perfeccionando la forma de aprender a encontrar tu yo más inteligente durante años sin siquiera saberlo.

74 Consejos para aprender a ser más inteligente
74 Consejos para aprender a ser más inteligente

Salud

  1. Reducir el estrés + la depresión: El estrés y la depresión pueden afectar la capacidad de recordar información y causar pérdida de memoria a corto plazo. En los casos leves, la depresión a veces puede mejorar simplemente exponiéndose a más luz blanca y comiendo menos alimentos refinados.
  2. Sacude una pierna: La falta de flujo sanguíneo es una razón común para la falta de concentración. Si has estado sentado en un lugar por un tiempo, rebota o dobla y flexiona una de tus piernas por un minuto o dos. Hace que la sangre fluya y agudiza tanto la concentración como la capacidad de recordar.
  3. Alimento para el pensamiento: Desayunar. Mucha gente se salta el desayuno, pero la creatividad es a menudo óptima en las primeras horas de la mañana y ayuda tener algo de proteína en ti para “alimentar” tu cerebro. Además, la falta de proteínas puede causar dolores de cabeza.
  4. Alimento para el pensamiento, parte 2: Comer un almuerzo ligero. Los almuerzos pesados tienen la tendencia a adormecer a la gente. Aunque podrías aprovechar esta situación tomando una “siesta para pensar” (llegaremos a eso más tarde), la mayoría de la gente no ha aprendido a hacer que esto funcione de manera regular.
  5. Ginkgo biloba: El Ginkgo biloba es un suplemento natural que se ha utilizado en China y otros países durante siglos y ha sido aclamado por sus propiedades estimulantes del cerebro.

Equilibrio

  1. Duerme en él: Golpear un ciclo REM no sólo te ayuda a descansar y a reiniciar, sino que también puede ayudar a resolver problemas de alto nivel. Investigadores de la Universidad de California, San Diego, notaron que descansar y soñar permitía a los pensadores creativos resolver algunos de sus problemas más difíciles.
  2. Tómese un descanso: A veces, con el fin de cambiar su perspectiva física o mental y aligerar el estrés invisible que a veces puede ocurrir cuando se está sentado en un lugar demasiado tiempo, ayuda tomar un descanso de 5-15 minutos cada hora durante las sesiones de estudio. Los estudios muestran que esto es más beneficioso que el estudio continuo, ya que da a tu mente tiempo para relajarse y absorber información.
  3. Vete a dar una vuelta: Cambiar tu perspectiva (y tu entorno) a menudo alivia la tensión, liberando así tu mente creativa. Dar un pequeño paseo por el vecindario puede ayudarte a liberar esas habilidades de aprendizaje latentes.
  4. Cambie su enfoque: A veces no tienes suficiente tiempo para tomar un largo descanso, sin embargo siempre puedes cambiar el enfoque del tema. Intenta alternar entre temas técnicos y no técnicos, por ejemplo.

Perspectiva y enfoque

  1. Haz meditación caminando: Si vas a caminar, no te detengas ahí! Da un paso más y aprende la meditación caminando como una forma de aprovechar tus recursos internos y fortalecer tu capacidad de concentración. Sólo asegúrate de no dejarte llevar tanto como para no respetar las normas de seguridad y de tráfico.
  2. Cambie su enfoque, parte 2: Hay tres formas primarias de aprender: visual, auditivo y cinestésico (VAK). Si una no te funciona, simplemente intenta con otra.
  3. Sumérjase completamente: Concéntrate sólo en lo que estás estudiando, no viendo la televisión al mismo tiempo o preocupándote por otras cosas. Se sabe que la ansiedad inhibe la absorción de información e ideas.
  4. Apaga las luces: Si la meditación no es para ti, esta puede ser otra forma de enfocar tu mente. Siéntese en la oscuridad, para bloquear literal y figurativamente las influencias extrañas. Esto es especialmente útil para aprender algo estético, como los cambios de acordes de guitarra.
  5. Báñate o dúchate: Sabemos que esta puede ser un poco sorprendente, pero ambas actividades pueden aflojarte, haciendo que tu mente sea más receptiva a reconocer ideas brillantes.

Técnicas de retirada

  1. Escuchen la música: Las investigaciones han demostrado desde hace tiempo que ciertos tipos de música pueden actuar como “llave” para abrir puertas y recordar recuerdos. La teoría es que la información aprendida mientras se escucha una canción o colección en particular a menudo puede ser recordada simplemente repitiendo las canciones en su cabeza.
  2. Speedread: Algunas personas creen que la lectura rápida hace que se pierda información vital, sin embargo la idea es que, cuando se hace bien, la lectura rápida resulta en el filtrado de información irrelevante. Si es necesario, siempre puedes leer y releer temas técnicos que a menudo requieren una lectura más lenta, aunque algunos estudios muestran que la lectura lenta en realidad dificulta la capacidad de absorber ideas generales. ¿Probando esta técnica de lectura en línea? Pruebe la aplicación gratuita Spreeder.
  3. Usar acrónimos y otros dispositivos mnemotécnicos: Los mnemotécnicos son esencialmente trucos para recordar información. Algunos trucos son tan efectivos que una aplicación adecuada te permitirá recordar montones de información mundana meses o incluso años después.

Ayudas visuales

  1. Cada imagen cuenta una historia: Dibuja o bosqueja lo que sea que estés tratando de lograr para ayudarte a visualizarlo. Tener un objetivo concreto en mente puede ayudarte a progresar hacia el logro de tu meta.
  2. El mapa del cerebro: ¿Necesitas planear algo? Los mapas cerebrales, o mapas mentales, ofrecen una forma compacta de obtener tanto una visión general de un proyecto como de manejarlo mejor. A través de los mapas mentales, se pueden ver las relaciones entre ideas dispares y utilizar mejor las técnicas de lluvia de ideas.
  3. Aprende simbolismo y semiótica: La semiótica es el estudio de los signos y símbolos. El conocimiento de la iconografía de una disciplina particular no sólo ayuda en el proceso de aprendizaje, sino que también permite retener la información de manera más eficiente.
  4. Usar el diseño de la información: Cuando se trata de información que tiene una estructura inherente, la aplicación de los principios del diseño de información puede ayudar a transmitir esa información más claramente. Un gran recurso es la Estética de la Información, que da ejemplos de diferentes tipos de diseño de información y proporciona enlaces a sus fuentes.
  5. Usar técnicas de aprendizaje visual: Intenta gliffy para explorar todo tipo de diagramas estructurados, diagramas de flujo, y más, y para ver qué puede despertar tu interés visual. Si esto funciona para ti, encuentra más ideas de webbing y de contorno, además de organizadores gráficos, mapas conceptuales y gráficos en Inspiration.com.
  6. Mapea el flujo de tu tarea: El aprendizaje a menudo requiere adquirir conocimientos en una secuencia específica. El mapeo del flujo de tareas, o la organización de tus pensamientos sobre lo que debe hacerse, es una manera poderosa de prepararse para completar las tareas o aprender “cómo aprender”.

Técnicas verbales y auditivas

  1. Ríete: Esto puede parecer contraproducente para la seriedad del estudio, pero ese es precisamente el punto: reír relaja el cuerpo, y un cuerpo relajado es más receptivo a nuevas ideas.
  2. Estimular las ideas: Es importante no pensar demasiado en esto: jugar a juegos de rimas, pronunciar palabras sin sentido, usar métodos de asociación de palabras o de flujo de conciencia. Estas técnicas pueden ayudar a relajarte, haciéndote más receptivo al aprendizaje.
  3. Tormenta de ideas: Es una técnica consagrada que combina la actividad verbal, la escritura y la colaboración. Mientras que una persona puede hacer una lluvia de ideas, es más efectiva en un grupo. Para que la lluvia de ideas sea efectiva, sigue estas simples reglas: primero, no dejes de lado la idea de nadie. En segundo lugar, no “edites” en curso; sólo graba todas las ideas primero, y luego las disecciona. Participar en una lluvia de ideas puede ayudar a evaluar un tema de forma objetiva y exhaustiva.
  4. Aprende por ósmosis: Convierte tu iPod en una herramienta educativa: encuentra algunos podcasts que te hablen o sean relevantes para lo que estás aprendiendo ahora, súbelos y duerme con ellos. Literalmente. Pon tu iPod debajo de la almohada y reproduce tus favoritos para que se filtren durante la noche.
  5. Latidos binaurales: Los ritmos binaurales implican tocar dos frecuencias puras simultáneamente para producir ondas alfa, beta, delta y theta, que pueden inspirar el sueño, el descanso, la relajación, la meditación, la alerta o la concentración. Los ritmos binaurales se utilizan a menudo junto con otros ejercicios para mejorar las habilidades de “superaprendizaje”. Echa un vistazo a esta máquina gratuita de ritmos binaurales en línea para ver qué tonos funcionan para ti.

Técnicas Quinésicas

  1. Escribe, no escribas: Aunque escribir tus notas en el ordenador es genial para la posteridad, escribir a mano estimula las ideas. El simple hecho de sostener y usar un bolígrafo o lápiz puede parecer anticuado en estos tiempos, pero piense en todos los visionarios para los que ha funcionado a lo largo de los años.
  2. Lleve un cuaderno en todo momento: Samuel Taylor Coleridge soñó con las palabras del poema “En Xanadú (hizo Kubla Khan)-¦”. Al despertar, escribió lo que podía recordar, pero se distrajo por un visitante y rápidamente olvidó el resto del poema. Para siempre. Si las ideas le llegan de repente a través de la “meditación caminante” o cualquier otro método de nuestra lista, regístrelas inmediatamente o podría arrepentirse.
  3. Lleva un diario: Esto no es exactamente lo mismo que un cuaderno. El diario tiene que ver con el seguimiento de las experiencias a lo largo del tiempo. Añadiendo detalles visuales, gráficos, mapas cerebrales, etc., el diario puede ser una forma mucho más creativa de controlar lo que se está aprendiendo.
  4. Organízate: Utilice las etiquetas de color de las banderas de las carpetas para dividir un cuaderno o un diario en secciones. Son una gran manera de dividir las ideas para una fácil referencia.
  5. Use notas post-it: Las notas post-it pueden ser una forma útil de registrar sus pensamientos sobre los pasajes de los libros sin desfigurarlos con marcas permanentes de tinta o lápiz.

Técnicas de auto-motivación

  1. Prepárate para aprender: El pensamiento positivo por sí solo no siempre puede ayudarnos a alcanzar con éxito nuestros objetivos, por lo que es especialmente importante si eres un adulto con muchas distracciones en su vida diaria, implementar formas de reducir estas distracciones, al menos durante unas horas cada vez.
  2. Date crédito: Las ideas son en realidad una docena de centavos. Si aprendes a enfocar tu mente en obtener los resultados que quieres, reconocerás las buenas ideas, y tu mente se convertirá en un filtro para ellas, lo que te motivará a aprender más.
  3. Motivarse: ¿Por qué buscas el conocimiento? ¿Qué esperas conseguir a través del aprendizaje? Explorar las razones por las que quieres aprender y lo que te motiva puede ayudar a mantener las distracciones a raya.
  4. Fijar un objetivo: W. Clement Stone dijo una vez: “Todo lo que la mente del hombre pueda concebir, puede lograrlo”. Este fenómeno en el logro de metas dicta que si te preparas por cualquier medio necesario, cualquier y todos los obstáculos parecerán superables. Aquellos que han experimentado este fenómeno probablemente entiendan su validez.
  5. Piensa en positivo: Después de todo, ¿de qué sirve fijarse metas de aprendizaje si no se tiene fe en la propia capacidad de aprendizaje?
  6. Cada habilidad se aprende: A pesar de las funciones corporales, cada habilidad en la vida se aprende. En general, puedes aprender algo nuevo tan fácilmente como cualquiera. Nos lleva a todos una cantidad variable de esfuerzo, pero una vez que te fijas un objetivo, es tan factible como creíble.
  7. Prepárate, parte 2: Desafortunadamente, no todos en tu vida serán buenos conocedores de tus planes de auto-mejora y aprendizaje. Pueden distraerle intencionadamente o subconscientemente de su objetivo. Si tiene que asistir a clases después del trabajo, asegúrese de que sus compañeros de trabajo sepan que usted no puede trabajar hasta tarde, por ejemplo. La diplomacia funciona mejor, si crees que tu jefe te da trabajo intencionalmente en los días que sabe que tienes que irte. Reprograma esas reuniones para una fecha posterior si es posible y/o necesario.
  8. Contrólese: La mayoría de la gente necesita fundamentalmente una estructura en sus vidas. La libertad es a veces una cosa espantosa, como el caos. Pero incluso el caos tiene orden en su interior. Limitarse a sí mismo dándose plazos, limitando su tiempo a una sola idea, o enfocando las herramientas con las que está trabajando, a menudo puede lograr aún más en menos tiempo.

Técnicas complementarias

  1. Lee todo lo que puedas: Este consejo es quizás el más auto-explicativo de nuestra lista. Usa Spreeder si tienes que hacerlo. Busca una amplia gama de temas así como la profundidad de campo.
  2. Polinización cruzada de sus intereses: Explora el estudio interdisciplinario hasta el fondo. Después de todo, las neuronas que se conectan a las existentes te dan nuevas perspectivas y habilidades para usar el conocimiento de nuevas maneras.
  3. Aprende otro idioma: Las nuevas perspectivas también pueden darte la capacidad de polinizar conceptos culturales y expandir la inspiración mundana. A veces, leer un libro en su idioma original le proporcionará conocimientos que de otra manera se perderían en la traducción.
  4. Aprende a aprender: Management Help tiene una página de recursos especialmente orientada al aprendizaje en línea, pero también son un recurso valioso para cualquier tipo de aprendizaje. Si te tomas en serio la optimización de tus hábitos de aprendizaje, consulta este curso intensivo de teoría del aprendizaje.
  5. Aprende lo que sabes y lo que no: Mucha gente podría decir: “Soy tonto” o “No sé nada de eso”. El hecho es que mucha gente no es consciente de lo que ya sabe sobre un tema. Si quieres aprender sobre algo, necesitas determinar lo que ya sabes, averiguar lo que no sabes, y luego llenar los huecos.
  6. Aprende a realizar múltiples tareas de forma efectiva: La multitarea efectiva le permite dedicar un tiempo enfocado pero limitado para realizar varias tareas a la vez. Por multitarea efectiva, no me refiero a hacer dos o más cosas exactamente al mismo tiempo. No es posible. Sin embargo, realizar varias tareas con el enfoque correcto y preparar tu mente para ello es lo que puede hacer que sea una técnica efectiva. Por ejemplo, un escritor independiente de éxito aprende a manejar varios artículos al mismo tiempo. Investiga el primer tema, y luego deja que los procesos de fondo de tu mente tomen el control antes de pasar conscientemente al segundo tema. Mientras que en el segundo tema, el primero a menudo se te aclarará.
  7. Piensa de forma holística: El pensamiento holístico podría ser la técnica de aprendizaje más “avanzada” para ayudar a los estudiantes a aprender cosas nuevas. Puede que incluso hayas oído esta palabra utilizada para describir una mentalidad general en lugar de una técnica única.
  8. Usa el tipo de repetición correcto para tu ventaja: Los conceptos complejos a menudo requieren ser revisados para poder ser absorbidos completamente. Para algunas personas, esto puede llevar meses o incluso años. La repetición de conceptos y teorías, incluyendo ejemplos concretos, mejora la absorción y acelera el proceso de aprendizaje.
  9. Aplicar el modelo de Aprendizaje Cuántico (QL): El modelo de Aprendizaje Cuántico se está aplicando en algunas escuelas de EE.UU. para extenderse más allá de los métodos típicos de educación para involucrar a los estudiantes a través de cinco componentes básicos: la fundación, la atmósfera, el medio ambiente, el diseño y la entrega.
  10. Consigue las herramientas necesarias: Obviamente, hay una variedad de herramientas diseñadas para el aprendizaje. Si estás aprendiendo en línea como la mayoría de la gente en estos días, entonces considera las ayudas de estudio en línea como Quizlet y StudyBlue, así como las comunidades educativas como Edmodo y Schoology, entre otras innumerables herramientas.
  11. Aprende a pensar críticamente: El pensamiento crítico es una habilidad que no sólo es esencial para el proceso de aprendizaje, sino que te llevará a través de la vida. Lee el discurso de Wikipedia sobre el pensamiento crítico como punto de partida. Implica buenas habilidades analíticas para ayudar en la capacidad de aprender selectivamente.
  12. Aprende a resolver problemas complejos: Para los seres humanos en general, la vida es una serie de problemas a resolver, y el aprendizaje es sólo una parte del proceso. Especialmente si tienes un problema complejo, necesitas aprender el arte de la resolución de problemas complejos.

Para maestros, tutores y padres

  1. Sea atractivo: Las conferencias son a menudo unilaterales y por lo tanto pueden ser contraproducentes. La información que sólo se escucha u observa (de una pizarra al otro lado de la habitación, por ejemplo) a menudo se olvida. Enseñar no es simplemente hablar. La discusión es más importante: hacer preguntas a los estudiantes, presentar escenarios y hacerlos participar.
  2. Usar pirámides de información: El aprendizaje ocurre en capas. Construye una base sólida de conocimiento sobre la que puedas seguir añadiendo conceptos avanzados.
  3. Usa los videojuegos: Los videojuegos tienen mala fama por los muchos títulos violentos no educativos que hay hoy en día. Pero algunos videojuegos pueden ser una ayuda efectiva para el aprendizaje, lo creas o no.
  4. Juego de roles: Los jóvenes a menudo aprenden mejor siendo parte de una experiencia de aprendizaje interactivo. Por ejemplo, la historia es más fácil de absorber a través de las representaciones, y se puede mejorar aún más utilizando disfraces, accesorios u otras pistas visuales.
  5. Aplica la regla 80/20: Esta regla suele interpretarse de diferentes maneras, pero en este caso, la regla 80/20 significa que algunos conceptos, digamos alrededor del 20% de un plan de estudios, requieren más esfuerzo y tiempo que aproximadamente el 80% de otros. Así que prepárate para dedicar tiempo a expandirte en temas complejos.
  6. Contar historias: Sin embargo, puedes hacer que un concepto complejo sea más relatable contando una historia o usando una metáfora, aprovecha la oportunidad. Cuando una historia funciona para ayudar a un estudiante a entender algo que de otra manera podría ver como demasiado aburrido o complicado, verás la comprensión que se enciende en los ojos del estudiante.
  7. Ir más allá del programa de estudios de la escuela pública: El sistema escolar público aún carece en general de métodos de aprendizaje avanzado y de lluvia de ideas. No es que los métodos no puedan ser enseñados; simplemente no lo son. Para poder pagar estos métodos de aprendizaje avanzado, normalmente hay que pagar una prima en tiempo, esfuerzo y dinero adicional. Aunque el estándar de las escuelas públicas y lo que está disponible para todos los estudiantes, independientemente de su situación económica, sigue siendo un trabajo en curso, es posible que tenga que buscar recursos complementarios como tutorías o programas comunitarios para mejorar el aprendizaje de sus hijos.
  8. Usar el aprendizaje aplicado: Si un estudiante de secundaria tuviera problemas en matemáticas, digamos con las fracciones, un ejemplo de aprendizaje aplicado podría ser enseñar las fracciones usando la fotografía, lentes o f-stops. Otro ejemplo es a través de la cocina y la medición de los ingredientes. Adapte el aprendizaje aplicado a los intereses del estudiante y a la asignatura en cuestión.

Para estudiantes y auto-estudiantes

  1. Estar comprometido: A veces los estudiantes se aburren porque saben más de lo que se les enseña, tal vez incluso más que un profesor. Esperemos que los profesores evalúen lo que cada estudiante ya sabe antes de esa lección. Los estudiantes deben discutir con un profesor si sienten que el material que se está cubriendo no es lo suficientemente desafiante, o considerar pedir materiales adicionales.
  2. Enséñese a sí mismo: Los profesores no siempre pueden cambiar sus planes de estudio a su propia discreción. Si no te están desafiando, desafíate a ti mismo. Algunos países todavía aplican exámenes nacionales para todos los estudiantes. Incluso si los cursos de los principales programas de educación en línea no cubren un tema que te interesa, puedes aprenderlo por tu cuenta. No esperes a que alguien te enseñe. Incluso las clases son más efectivas cuando te has presentado previamente a un concepto.
  3. Colabora: Si estudiar solo no funciona, tal vez un grupo de estudio ayude.
  4. Enseñar algo: Una de las mejores maneras de aprender algo mejor es enseñárselo a alguien más. El proceso te obliga a aprender más por ti mismo cuando compartes tu conocimiento con otra persona.
  5. Escriba sobre ello: Una forma efectiva de “enseñar” algo en línea es crear una página wiki que contenga todo lo que sabes sobre un tema. O incluso crear tu propio blog sobre él. Hacerlo te ayuda a darte cuenta de lo que sabes y, más importante, de lo que no sabes. Todavía puedes obtener una cuenta gratuita en viejos favoritos como WordPress o Blogger.
  6. Aprende por experiencia: Parece bastante obvio, pero simplemente significa dedicar el tiempo necesario. Un experto se define a menudo como alguien que ha dado todo y ha puesto incontables horas de sangre, sudor y lágrimas en una experiencia o esfuerzo particular. ¿Eres un experto sin darte cuenta? Si no, ¿tienes la dedicación para convertirte en uno?
  7. Pregúntese a sí mismo: Probar lo que has aprendido reforzará la información. Las tarjetas de memoria han resistido el paso del tiempo como una de las mejores herramientas de autoevaluación para niños y adultos.
  8. Aprende primero las cosas correctas, o lo básico: Ejemplo: considere la forma en que un bebé aprende un nuevo idioma (sugerencia: no se trata de aprender primero la gramática y la ortografía y las construcciones de las oraciones). Un adulto o un joven adulto no debería ser diferente. Intente sumergirse en lo básico y vea la diferencia por sí mismo.
  9. Planea tu aprendizaje: Si tienes un plan a largo plazo para aprender algo, entonces para citar a Led Zeppelin, “Hay dos caminos que puedes seguir”. Puedes tomar un enfoque aleatorio del aprendizaje, o puedes poner un poco de planificación y encontrar el camino óptimo. Planifica tu tiempo y equilibra el aprendizaje con la vida.

Consejo de despedida

  1. Persiste: No abandone la búsqueda del aprendizaje ante tareas intimidantes. Todo lo que un ser humano puede aprender, la mayoría de los demás también pueden. Tómalo de Thomas Edison, quien dijo, “El genio es 1% de inspiración y 99% de transpiración”.
  2. Desafíate a ti mismo: La gente a menudo es más inteligente de lo que se imagina. En un mundo que compara y critica todo tan públicamente, es cada vez más difícil saber dónde encajamos. Y el genio inesperado se puede encontrar en todos los ámbitos de la vida. Si sospechas que tienes más potencial del que has mostrado a los demás o a ti mismo, prueba un test de CI como el que ofrece MENSA. A diferencia de las pruebas de CI estandarizadas que se dan en muchas escuelas, esta prueba ayuda a evaluar exhaustivamente el conocimiento y la capacidad de aprendizaje de un estudiante. Y la mera capacidad de aprender es mucho, mucho más importante que lo que ya sabes.
  3. Fiesta antes de un examen: OK, tal vez no una fiesta, pero la clave es relajarse. Lo peor que se puede hacer es empollar la noche antes de un examen. Si para entonces no conoces la materia, empollar no te va a ayudar. Si has estudiado, simplemente repasa el tema, y luego ve a hacer algo agradable (no estudiar). Hacerlo le dice a tu cerebro que estás preparado y que serás capaz de recordar cualquier cosa que ya hayas aprendido. Por otro lado, si no pasaste el semestre aprendiendo las ideas que necesitas, podrías irte de fiesta de todas formas porque empollar en el último minuto no va a ayudar mucho en ese momento.
  4. No te preocupes, aprende feliz: ¿Tienes una verdadera pasión por aprender y quieres compartir tus consejos y trucos con los demás? Únete a un grupo de aprendizaje cooperativo para difundir el conocimiento.

Fuentes de este artículo

Esta es sólo una lista parcial de fuentes, centrada principalmente en los recursos en línea. Muchas de las ideas presentadas más arriba provienen de expertos con experiencia, con información recogida de docenas de libros, cintas y sitios web centrados en métodos y técnicas de aprendizaje. Los sitios web que figuran a continuación pueden haber sido mencionados anteriormente, o pueden ser simplemente recursos útiles que contienen enlaces a otros sitios web valiosos:

¿Disfrutó de este artículo?