Saltar al contenido

5 claves para una buena gestión de ecommerce

El mundo del comercio electrónico implica grandes desafíos a la gestión de la empresa. El sólo hecho de mantener dos puntos de venta, offline y online, ya supone para algunas PYMEs una auténtica revolución. Aunque poder vender en cualquier punto de España siempre es una buena ventaja, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta para llegar a tener éxito.

Una buena gestión de tu negocio online es primordial para que tus finanzas vayan por el buen camino y con tendencia a mejorar. Todo ello te ayudará a alcanzar los objetivos de negocio.

5 claves para una buena gestión de ecommerce
5 claves para una buena gestión de ecommerce

Consejos clave para gestionar tu comercio electrónico

Este artículo está pensado para ti si ya has desembarcado en el mundo de Internet, el e commerce y las tiendas online. Si ya tienes tu propia tienda en línea y necesitas hacer mejoras en la gestión de tu empresa, estos elementos son esenciales.

1. No basta con estar en Internet. Tu tienda online debe ser atractiva, rápida y competitiva, así como proporcionar una buena experiencia de cliente. Facturación, confirmaciones de pedido, impuestos y stock deberían ser automáticos y no darte problema. Sin este punto, no tiene sentido hablar de gestión online de las ventas.

2. La sincronización del catálogo es muy importante. Es esencial para tu negocio que puedas trabajar con un único software empresarial y con un único catálogo, preferiblemente conectado a tu tienda online en tiempo real. Por ejemplo, si tienes una ferretería, deberías utilizar un ERP ferretería que puedas conectar con Prestashop o Magento con la ayuda de un desarrollador.

3. Busca la automatización de los pagos. Proporciona a tus clientes diversas formas de pago, favoreciendo aquellas formas de pago que se producen de manera instantánea, como el pago con tarjeta de crédito o débito, o a través de Paypal y otros sistemas de e-payment.

4. Los gastos de envío, una de las claves de la competitividad. Si quieres ser competitivo, los clientes prestan mucha atención a los portes y cargos que tendrán que pagar al adquirir un producto. Es recomendable sufragar estos gastos, al menos a partir de cierta cantidad en la que te resulte rentable.

5. El tiempo de entrega, otro de los elementos esenciales. En la gestión de pedidos, es capital que puedas cumplir con los tiempos de entrega para generar una buena experiencia de cliente. Ten en cuenta que esto (y otras cosas) influirá en que tus clientes repitan o no en el futuro.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar la gestión de tu e-commerce, que por supuesto implica toda una serie de cuestiones con las que también tendrás que lidiar: productos defectuosos, devoluciones, atención al cliente vía e-mail, teléfono y redes sociales, etc.

¿Qué otros elementos consideras indispensables para llevar una buena gestión de tu ecommerce?