Saltar al contenido

4 preguntas para hacerte acerca de cómo empezar una nueva empresa

Has decidido empezar tu propia práctica de contabilidad. ¡Felicidades! Ya sea que se ramifique por su cuenta después de años con una firma más grande o que vaya solo desde el principio, comenzar su propio negocio es una oportunidad única en la vida.

Pero el camino a la independencia no es fácil. De hecho, a pesar del duro trabajo y la determinación de millones de propietarios de empresas, muchas pequeñas empresas acaban fracasando.

4 preguntas para hacerte acerca de cómo empezar una nueva empresa
4 preguntas para hacerte acerca de cómo empezar una nueva empresa

¿Qué puede marcar la diferencia? Tomarse el tiempo por adelantado para pensar en su estrategia. Aquí hay algunas preguntas que vale la pena considerar:

1. ¿Por qué estoy haciendo esto?

Para muchos, la mayor ventaja de tener tu propio negocio es ser tu propio jefe. Traducción: establecer tu propio horario. Pero si trabajar los martes y jueves de 10 a.m. a 3 p.m. es la mayor razón para empezar tu propio negocio, te estás preparando para el fracaso.

Antes de comprometerse a volar en solitario, mire al espejo y pregúntese qué es lo que impulsa su decisión. ¿Está buscando desarrollar una oferta de nicho basada en una habilidad única, o está frustrado con la actual dirección de su empresa? ¿Su deseo de ser propietario de su propia empresa está arraigado en su compromiso de prestar servicios de asesoramiento de vanguardia, o está vinculado al deseo de un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida privada?

Basándose en las respuestas a estas preguntas, los siguientes pasos surgirán. Si descubre que la independencia se debe más a la insatisfacción con su empresa actual, tómese el tiempo de hablar con su jefe sobre las posibles soluciones.

Empezar tu propia empresa no es fácil, y si te pones en marcha por las razones equivocadas, es probable que nunca consigas lo que realmente buscas.

2. ¿Qué habilidades tengo?

Una vez que has decidido que empezar tu propia empresa es el camino correcto, es esencial hacer un balance de tus propias capacidades. Considere la posibilidad de llevar a cabo un análisis SWOT (fortalezas, debilidades, oportunidades, amenazas) para iniciar este proceso.

Aunque la mayoría de las personas conocen sus propias fortalezas, muchas no se toman el tiempo de exponer sus debilidades, oportunidades de crecimiento y posibles obstáculos profesionales. Saber dónde hay espacio para mejorar es tan valioso como saber dónde sobresale.

Una vez que tengas esta información, puedes empezar a rellenar los huecos. Si usted prospera en el desarrollo empresarial pero no disfruta de las responsabilidades de gestión de la empresa en el día a día, por ejemplo, tal vez considere la posibilidad de encontrar un socio que pueda desempeñar esta última función.

Lo importante es que encuentres el talento adecuado, ya sea un compañero o un líder de práctica, para ayudar a completar tu conjunto de habilidades. Después de todo, no podemos hacerlo todo solos.

3. ¿Cómo empiezo realmente?

Ahora que todas las piezas están en su lugar, es hora de ponerse en marcha. Desafortunadamente, los nuevos negocios no entran por la puerta principal. Tienes que salir y conseguirlo.

Empiece por involucrarse en su comunidad y buscar proactivamente oportunidades de hacer contactos. Únase a su Club Rotario local o asista a un evento de la Cámara de Comercio. La mayoría de las ciudades también suelen tener grupos de contactos exclusivos para mujeres o propietarios de pequeños negocios.

Ningún evento es demasiado pequeño, especialmente cuando se está empezando. Pero no basta con asistir pasivamente al evento, sentado tranquilamente en tu teléfono o en el fondo de la sala.

Los individuos que se esfuerzan por entablar una conversación con un desconocido o participan activamente en la programación de la organización obtendrán el mayor valor. Aunque puede ser incómodo, la fortuna favorece a los audaces.

Aunque es un primer paso necesario para hacer crecer su negocio, el networking no es un elemento que pueda marcar en su lista de tareas. Porque incluso después de que traigas a tus primeros clientes y establezcas tu base, el desgaste de los clientes es inevitable.

Mantenerse continuamente involucrado en su comunidad – incluso cuando no se está buscando activamente nuevos negocios – es crítico para mantener el éxito de los negocios a largo plazo.

4. ¿Qué recursos están disponibles para mí?

Cuando empiezas a “ramificarte por tu cuenta”, no significa que tengas que hacerlo solo. Más bien, hay varias herramientas y recursos disponibles para los contadores que buscan navegar en esta transición y convertirse en propietarios de pequeñas empresas.

No subestimes el poder de las filiales locales de la AICPA. Cuando se trabaja para una empresa más grande, la mayor parte de los procesos y cuestiones de reglamentación y acreditación son manejados por el personal de la oficina interna, por ejemplo.

Por lo tanto, la mayoría de los contadores no están familiarizados con las directrices y requisitos conexos, lo que los pone en desventaja cuando abren su propia empresa. Las organizaciones locales pueden ayudar a mantenerle al día con los requisitos y los cambios normativos para garantizar su cumplimiento.

Los medios sociales y los canales digitales también pueden ser excepcionalmente útiles. Hay una gran variedad de grupos de LinkedIn y Facebook dedicados a los propietarios de pequeñas empresas, incluidas redes específicas de contabilidad.

No tenga miedo de aprovechar estas redes y plantear una pregunta en la sección de discusión o comentarios.Nueve de cada diez veces obtendrá varias respuestas significativas de otros propietarios de empresas que han estado en su lugar antes.

Encuentra tu empresario interior

Empezar tu propia práctica de contabilidad no es para todos. Como dice el refrán, se necesita una enorme cantidad de sangre, sudor y lágrimas.

Así que, antes de emprender el camino por tu cuenta, es importante que te tomes el tiempo de considerar por qué lo haces y cómo lo harás. No tomarse el tiempo para hacerlo es la diferencia entre el éxito y el fracaso.

¿Le ha sido útil este artículo? ¿Tiene alguna pregunta adicional? No seas tímido, ¡no dudes en publicar!