Contratar o no un abogado

En nuestras gestiones diarias, ya sea a nivel particular o como empresarios, hay gestiones para las que quizás no sea necesario recurrir a un abogado, aunque siempre es recomendable obtener la información y documentación de fuentes de datos fiables.

Pongamos el caso en que queremos vender un vehículo, traspasar un comercio o presentar una reclamación ante un establecimiento. En estas situaciones quizás no sea necesario recurrir a un abogado, pero debemos obtener los modelos y contratos de algún sitio especializado.

Contratar o no un abogado

Contratar o no un abogado

Trámites como los siguientes pueden ser realizados por nosotros mismos, contando con los modelos y contratos correspondientes:

  • Contrato de compraventa de un vehículo
  • Contratos de alquiler
  • Contratos de traspaso de negocios
  • Reclamación a un comercio o aerolínea
  • Reclamación a una compañía de seguros
  • Reclamación de deudas a morosos
  • Alegaciones ante administraciones públicas

Cuando estos asuntos se complican y es necesario conocer el derecho penal, es el momento de ponernos en manos de profesionales y contratar un buen abogado.

Un abogado penalista es quien mejor conoce el derecho penal y debe ser quien nos oriente durante todo el proceso penal, ya sea por via judicial o amistosa.

El abogado penal, es el único profesional que puede defender nuestros derechos utilizando el código penal, por lo que es la persona idónea para defender nuestros intereses.

En ocasiones pretendemos defender nuestros derechos nosotros mismos para evitarnos los elevados gastos de la justicia: tasas, abogado, procurador, etc. Comenzar mal un proceso puede hacernos perderlo, aun cuando llevemos la razón de nuestra parte.

No hay dinero mejor invertido que el utilizado para defender nuestros derechos, por lo tanto, ante cualquier circunstancia que atente contra nuestros derechos o intereses, debíamos recurrir a un experto penal para que sea un especialista quien defienda nuestros intereses.